El Informe Mundial de Ciudades 2016, de ONU Hábitat, dibuja un panorama urbano desigual y propone las líneas para las próximas décadas.