Hacia el concepto de suministrador de luz

ACISA entra a formar parte de la familia del alumbrado público en el año 1996, fecha en la que se convierte en adjudicataria de los trabajos de conservación, entretenimiento y renovación de las instalaciones de alumbrado público de la ciudad de Sevilla.

La implicación de ACISA en labores de conservación de alumbrado se refuerza a partir del año 2000, con la adjudicación de esta tipología de trabajos en la ciudad de Granada y en 2005 en la ciudad de Algeciras.

El alumbrado público y la iluminación ornamental son elementos indispensables para crear espacios estimulantes, que animen a la socialización y devuelvan la vida a la ciudad. El número de instalaciones,y por tanto su consumo eléctrico, ha crecido en esta última década coligado al desarrollo urbanístico de nuestros municipios; pero en estos momentos las instalaciones de alumbrado público están experimentando avances tecnológicos y legislativos que marcarán un punto de inflexión en el tendencial de su consumo. Asi, la promulgación del Reglamento de Eficiencia Energética en Instalaciones de Alumbrado Exterior (R.D. 1890/2008),junto con la irrupción de la tecnología LED y la admisión de la contratación de empresas de servicios energéticos por las administraciones públicas, son hitos surgidos en estos últimos años que están cambiando de forma previsible las instalaciones que hoy conocemos en el alumbrado de nuestros municipios y carreteras.

En todos los casos, uno de los pilares estratégicos de la empresa ha consistido en la introducción de nuevas tecnologías al servicio, aspecto en el que ACISA ha sido pionera. El éxito producido por la continua introducción de nuevos sistemas es fiel reflejo de que esta apuesta ha sido acertada. Es importante destacar nuestra pertenencia al comité técnico de normalización AENOR AEN/CI’ N 178 “Ciudades Inteligentes” y, en concreto, al grupo de trabajo “Alumbrado Público”, dentro del subcomité “Energía y Medio Ambiente”.